CHINA: FIEBRE PORCINA IMPACTA EN EL MERCADO DE CARNES

En el calendario chino, el pasado 5 de febrero se inició un año signado por el Cerdo. La diseminación de focos de Fiebre Porcina Africana que se registra desde el año pasado y que abarca prácticamente la totalidad de China Continental, lleva a pensar que este animal también regirá los destinos de todo el mercado mundial de carnes, por lo menos en 2019.

 

Aparición y propagación de la enfermedad

En agosto del año pasado, China confirmó el primer foco de Fiebre Porcina Africana. A partir de entonces, las denuncias se sucedieron, en una escalada que pareciera ha dado pocas posibilidades para su control, afectando gravemente a la producción y consumo de carne de cerdo.

China concentra la mitad de las existencias  y del consumo internacional de carnes porcinas, de allí que el efecto de la crisis ha traspasado sus fronteras e incluso el sector afectado, para conmover a todo el mercado mundial de carnes.

La enfermedad apareció en agosto del año pasado en el Noreste del país, pero rápidamente se diseminó en la zona Central, el Este y finalmente Sur y Sudeste de su territorio. Actualmente alrededor de una treintena de provincias/jurisdicciones han reportado casos,  incluyendo la mayor parte de su territorio continental  y la totalidad de las zonas que ponderan en la producción de cerdo.

De acuerdo a las investigaciones realizadas, los primeros  focos (21) en más de un 60 por ciento estaban relacionados con el uso de desechos como alimentación, lo que llevó a la prohibición de su uso y a disponer controles en el transporte de animales vivos. Posteriormente, se comprobó que las tres principales causas de la diseminación de los brotes habían sido en un 46 por ciento vehículos y operarios sin desinfección, en un 34 por ciento la alimentación de desechos y en un 19 por ciento el traslado de animales enfermos o de carne contaminada.

 

Efectos sobre la cadena productiva

Como consecuencia de la propagación de la enfermedad, muchos productores se vieron obligados a sacrificar sus animales, y además afrontaron las restricciones establecidas al movimiento de los animales, con efectos negativos que se extendieron a  toda la cadena productiva.

Cabe resaltar que la enfermedad agravó un marco sectorial ya complicado, especialmente, para los productores más pequeños que carecen de recursos suficientes para hacer frente a las medidas de bioseguridad establecidas, sumado ello a las restricciones de transporte y comercialización de animales.

El impacto de la crisis abarcó al sector industrial. Se dio el caso de regiones en donde los establecimientos se vieron desbordados de animales para ser sacrificados, lo que elevó al doble o al triple la tasa de faena, mientras que en otras zonas, las plantas debían suspender sus operaciones ante la imposibilidad de obtener hacienda.

Por otro lado al comenzar a detectarse el virus en productos elaborados, se dispuso la suspensión de operaciones y la exigencia de un monitoreo de control que obliga a hacer muestreos por lotes de toda la producción, antes de ser comercializada. [1]

Como es obvio, el sector minorista también ha sufrido por la discontinuidad de la oferta y por la reacción adversa de los consumidores, aunque la Fiebre Porcina Africana no afecta a la salud humana.

Como efecto no buscado, las explotaciones modernas y de mayor escala, han resultado fortalecidas, no sólo por cuestiones económicas sino también porque la realidad es que la mayor parte de los brotes se han dado en explotaciones con menos de 1000 animales.

 

Dudas sobre las cifras oficiales

Al 23 de abril último, los datos provistos por las autoridades chinas indicaban que los focos superan 130 y que se han sacrificado más de un millón de cerdos sacrificados.   No obstante, existe la presunción de que no se han reportado todos los casos registrados.

La existencia de un subsidio por animal sacrificado que no llega a representar la tercera parte de su costo, la fuerte caída registrada en los precios de la hacienda, las noticias periodísticas que dan cuenta de este hecho, las características de la enfermedad y la alta concentración de la población susceptible, todos estos constituyen motivos que llevan a los especialistas a suponer que habido más casos, especialmente, en algunas regiones del país y que también ha sido superior el número de porcinos que fueron sacrificados.

En virtud de ello, resulta difícil calcular con exactitud el grado que ha alcanzado la liquidación del stock de porcinos; considerando que el proceso ya lleva nueve meses y que se habría agudizado en el primer cuatrimestre de 2019.

El Ministerio de Agricultura dio a conocer en febrero último, su estimación de existencias, la que daba cuenta de una caída del 19 por ciento en el plantel de hembras y una reducción del 17 por ciento en el total.

Estas cifras, que probablemente subestimen el problema,  ilustran la gravedad de la situación y afectarán no sólo la producción en 2019, sino también en el año entrante, pudiendo agravarse en el caso que la epidemia no pueda controlarse.

 

Caída del stock

De acuerdo al Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, a comienzos de 2019, las existencias de cerdos se estimaban en 428 millones de cabezas, 3 por ciento menos que el año precedente.  En base a los datos disponibles, ha estimado que el stock se reducirá en un 18 por ciento al cierre de este año: 350 millones de cabezas, el mínimo desde los años ochenta, aunque la baja no será tan ostensible en la producción de carne, como consecuencia del avance registrado en el peso de los animales sacrificados.

Por su parte,  Rabobank estima que entre 150 y 200 millones de animales estarían afectados por la enfermedad, con lo cual, prevé una caída del 35 por ciento en la producción china de carne porcina.

 

Mayores requerimientos de importación

En el marco descripto, la caída de la oferta disponible repercutirá directamente sobre el consumo, aunque ello se compensaría muy parcialmente con el alejamiento de consumidores temerosos ante la enfermedad.

Es evidente que muchas personas han limitado o bien directamente han dejado de comer carne porcina por este motivo, aunque no existe una vinculación entre la Fiebre Porcina Africana y enfermedades humanas. Pero, en aras de ofrecer respuesta  a la preocupación vigente, escuelas e instituciones han dejado de ofrecer carne porcina en sus menús.

Esta disminución de la demanda ha incrementado la de las carnes alternativas: aves, bovinas y frutos de mar. Una cuestión relevante considerando que históricamente, la carne porcina ha liderado la dieta de los chinos. Por otro lado, también tendrá un efecto depresivo el hecho de que la menor oferta ha provocado alza de precios.

No obstante, China consume anualmente más de 50 millones de toneladas de carnes porcinas y la realidad es que aún con un retroceso en la demanda, será necesario recurrir a las importaciones para abastecer su mercado.

Así, el USDA proyectó que en este año sus importaciones podrían alcanzar 2.2 millones de toneladas, ligeramente por encima del récord anterior ( 2016).

Al igual que lo acontecido en el mercado mundial de carnes bovinas, China ha ido incrementando persistentemente sus compras externas de carne de cerdo hasta convertirse en el principal importador del mundo, concentrando la cuarta parte de su total.

Hace algunos años en 2007, la producción se vio afectada por el Síndrome Respiratorio y Porcino (PRRS por sus siglas en inglés), y como consecuencia de ello, se triplicaron sus importaciones tanto en 2007 como en 2008. Desde entonces, China ha sido un importador cada vez más importante por la recurrencia de episodios sanitarios y oscilaciones en su oferta. Como corolario de ello, en 2016 se llegaron a importar casi 2.2 millones de toneladas, duplicando en un año el registro del anterior.

A raíz de limitaciones especialmente en la disponibilidad de frío, las importaciones no han logrado compensar los requerimientos de la demanda, que por otro lado opta por productos frescos, lo que limita la aceptación de carnes enfriadas y menos aún congeladas. Aun cuando en 2016 se llegó al récord antes mencionado, ello sólo fue equivalente a apenas el 4 por ciento del consumo de carne de cerdo, que supera los 50 millones de toneladas!

Se estima que la actual situación seguiría de cerca el patrón observado tres años atrás, lo que beneficiará a sus proveedores habituales: Unión Europea, Canadá y Brasil.

Debe resaltarse que la enfermedad también se difundió en sus países vecinos, particularmente en Vietnam, que constituye un canal importante en el abastecimiento de carnes de China

La Unión Europea es el primer exportador mundial de carnes porcinas y representó el 63 por ciento del total importado por China en 2018, por lo que será el principal beneficiado ante los mayores requerimientos proyectados para 2019. No obstante, algunos estados miembros también han sufrido casos de Fiebre Porcina Africana y se deberá competir con otros clientes de mayor poder adquisitivo como Japón y Corea, que también compran carne porcina desde países europeos.

Brasil ha incrementado su participación en el mercado en forma rápida desde su apertura, y ello se ha visto además favorecido por el hecho de que en 2017 Rusia lo inhabilitó como proveedor tanto de carnes bovinas como porcinas, circunstancia que se ha revertido parcialmente en 2019.

Otros abastecedores que saldrán beneficiados son Canadá – actualmente ostenta el 14 por ciento del mercado chino – aunque la producción prevista no permitirá un crecimiento considerable y Estados Unidos, aunque afectado por las medidas retaliatorias que han surgido de la guerra comercial entre ambas naciones, recibiría un beneficio indirecto, por el espacio que la mayor demanda china ocuparía en otros proveedores alternativos.

 

Impacto directo e indirecto sobre el comercio mundial

Indudablemente, la escasez de carne porcina y la creciente avidez de los consumidores chinos afirmarán el mercado mundial no sólo de éstas sino también del resto de las proteínas animales.

Las cotizaciones internacionales de carnes porcinas han registrado un importante aumento que también comenzó a reflejarse en las carnes vacunas importadas por China.

La evolución de las importaciones chinas de carnes bovinas, con un aumento del 55 por ciento en los primeros meses de este año, lleva a pensar que las proyecciones conocidas al momento podrían verse sobrepasadas por los datos reales. Simplemente de extrapolarse esta proporción para el resto del año, sus

 

CHINA: Fiebre Porcina Africana

Casos reportados desde Agosto de 2018 (Actualizado 25/04/19)

Provincia Ciudades con áreas afectadas Ultimo reporte OIE
Heilongjiang Suihua Ciudad 01/01/2019
Mongolia Hulun Buir 24/02/2019
Jilin Baishan Ciudad 13/11/2018
Liaoning Panjin Ciudad 15/10/2018
Beijing   04/12/2018
Tianjin   26/11/2018
Hebei Baoding Ciudad 24/02/2019
Shanxi Jincheng Ciudad 27/12/2018
Shanghai   15/11/2018
Jiangsu Suqian Ciudad 06/01/2019
Zhejiang Taizhou Ciudad 18/10/2018
Anhui Chizhou Ciudad 07/11/2018
Fujian Nanping Ciudad 22/12/2018
Jiangxi Jiujiang Ciudad 29/11/2018
Shandong Jinan Ciudad 20/02/2019
Henan Xinxiang Ciudad 10/09/2018
Hubei Lichuan Ciudad 21/03/2019
Hunan Yongzhou Ciudad 08/02/2019
Guangdong Huizhou Ciudad 23/12/2018
Guangxi Guigang Ciudad 07/03/2019
Chongqing   21/03/2019
Sichuan Guang’an Ciudad 10/03/2019
Guizhou Qiannan Buyei y Miao

Prefectura Autónoma

18/12/2018
Yunnan Shangri-La Ciudad 04/04/2019
Tibet Linzhi Ciudad 07/04/2019
Shaanxi Yulin Ciudad 28/02/2019
Ningxia Wanning Ciudad

Chenzhou Ciudad

19/04/2019
Hainan Baoting Li y Miao

Municipio Autónomo

16/04/2019
Gansu Lanzhou Ciudad 18/01/2019
Qinghai Xining Ciudad 10/12/2018
Xinjiang Kashgar Prefectura 07/04/2019

Focos confirmados: 129

Provincias/Regiones Autónomas, Municipios afectados 31

Fuente: FAO a partir de información OIE y Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales de CHINA.

 

CHINA –Importaciones de carnes bovinas

En miles de toneladas peso producto

 
Acumulado Doce Meses a Febrero 2019
Primer Bimestre 2018
Enfriadas
Congeladas
Total
Enfriadas
Congeladas
Total
Ton pp
Var.%
Ton pp
Var.%
Ton pp
Var.%
Ton pp
Var.%
Ton pp
Var.%
Ton pp
Var.%
Total
19.006
172
1.094.655
51
1.113.661
52
4.178
260
205.828
53
210.006
55
Australia
14.572
142
170.872
48
185.444
52
2.832
239
2.967
54
32.501
61
Brasil
331.884
60
331.884
60
5.033
22
5.033
22
Uruguay
231.276
16
231.276
16
46.112
38
46.112
38
Argentina
208.329
115
208.329
115
46.697
149
46.697
149
Nva. Zelanda
4.162
523
114.345
36
118.507
40
1.282
339
24.165
38
25.447
43
Otros
272
-9
37.949
81
38.221
80
65
85
8.854
95
8.919
95

Fuente: Informe Ganadero a partir de datos de Meat and Livestock Australia

 

CHINA –Importaciones de carnes bovinas – Evolución anual

En miles de toneladas peso producto

 
2005
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
TOTAL
1.143
23.702
20.135
61.386
294.223
297.949
473.835
580.049
695.109
1.039.388
Australia
1.109
5.757
7.876
27.293
154.777
135.210
155.938
110.911
115.772
173.088
Brasil
0
7.853
2.091
8.705
0
0
56.429
171.157
197.563
322.693
Uruguay
25
7.633
7.364
14.497
70.334
89.080
123.206
155.441
195.868
218.553
Argentina
0
16
0
220
9.220
16.983
42.688
51.957
86.330
180.377
Nueva Zelanda
10
2.442
2.803
7.456
35.375
40.384
70.266
72.052
79.479
110.805
Otros
0
1
0
3.216
24.517
16.292
25.309
18.532
20.097
33.872

Fuente: Informe Ganadero a partir de datos de Meat and Livestock Australia

 

[1] Las autoridades sanitarias han dictado una serie de normas para controlar y luchar contra la enfermedad, que incluyen la delimitación de una zona epidemiológica y buffer de 3 km y 10 km respectivamente, así como también restricciones al traslado desde y hacia las zonas infectadas. En el pasado mes de marzo,  se han impuesto una serie de medidas de control que deberán adoptar los establecimientos faenadores en un cronograma que incluye la inspección de estos por parte de las autoridades provinciales y su cierre definitivo si antes de julio próximo no cumplen estrictas exigencias. Es responsabilidad de los establecimientos hacer análisis para impedir que salgan productos contaminados, y las autoridades podrán disponer la suspensión de actividad en caso de detectarse el virus en alguno de sus productos.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s