Toros: aspectos a tener en cuenta durante el servicio

Por Chuni Acuña

 

El servicio primaveral es el más frecuente y puede variar el mes de comienzo, de acuerdo a la zona y tipo de alimentación.

En la Cuenca del Salado sobre campo natural, es conveniente noviembre, diciembre y enero; una buena práctica de ser factible, es comenzar el primer servicio de las vaquillonas 20 días antes que el resto del rodeo.

Hoy en día y de acuerdo a los trabajos del Dr. Julio César Burgués, del INTA de Balcarce, la posibilidad del entore de junio y julio, en vaquillonas de 20 a 22 meses, nos permite una alternativa válida y con menos exigencias nutricionales que un entore de 15 meses, con la seguridad de alcanzar porcentajes elevados de preñez en el 1º y 2º servicio de las vaquillonas, ya que en este último se entoran secas una vez destetadas en octubre.

Siendo el largo de la gestación de 283 días, y la meta lograr un ternero por vaca y por año, para llegar a los 365 días, el servicio debería durar 82 días (283 + 82 = 365). En la práctica la mayoría de los servicios duran alrededor de tres meses.

Se pueden obtener buenos resultados en vaquillonas de primer servicio con sesenta días de entore, siendo notable el incremento de preñez obtenido en el primer mes de servicio con toros de ALTA C.S.

Distribución sexual del rodeo

Las hembras en celo y las que están próximas a él, se agrupan formando un Grupo Sexualmente Activo (G.S.A), el cual presenta mayor dinamismo, caminando 1 Km/ hora o sea 24 Km/ día. El toro lo detecta mediante el sentido de la vista y permanece gran parte de su tiempo en él, cortejando y sirviendo a las vacas que presentan celo.

Este G.S.A. se forma cuando el rodeo presenta una buena tasa de celo diario, lográndose con un buen nivel nutritivo, de tal modo que una vaca puede criar a su ternero y alzarse prontamente.

La reproducción es una “función de lujo”, por lo tanto ante un estrés nutricional o de otra índole, la vaca se defiende economizando energía y no entra en celo.

En rodeos cuantitativamente numerosos pueden formarse varios G.S.A.

Los toros compiten entre sí por las vacas en celo. Los de 2 años de edad tienen un orden social inestable, sin embargo el ranking social no entorpece significativamente su actividad de servicio. Los toros de edad mixta conservan un orden social más estable en relación con la veteranía de cada individuo.

La edad es el factor más relevante en la estratificación social, y estará también influenciando la actividad que demuestren en el servicio. Al aparear toros con edades diversas influimos en detrimento de la paternidad de las futuras crías.

Índice de concepción y porcentaje de preñez

El primero (I.C.) es el porcentaje de preñez en los primeros 21 días de servicio. Se evalúa generalmente en las vaquillonas, con un tacto rectal en el día 56 de iniciado el servicio, por lo que las preñadas el día 21 tendrían una preñez de 35 días: (21 + 35 = 56). La preñada el día 21 sería la preñez más chica y la más grande (es decir la preñada el primer día de servicio) tendría una preñez de 56 días.

Esta maniobra puede reemplazar el tacto previo al servicio en aquellos establecimientos bien manejados, es decir que no haya preñadas de robo ni enfermedades venéreas, pudiéndose evaluar de esta manera la eficiencia del servicio de los toros, descartándose entonces las vaquillonas con problemas y apartar las “preñadas” cabeza.

Sin embargo en muchos establecimientos el tacto previo es de gran utilidad para detectar las preñeces fuera de época, y las vaquillonas no aptas genitalmente.

Es importante conocer el porcentaje de preñez en cada rodeo separadamente para poder evaluar cada grupo de toros.

Un ejemplo de ello es el caso de un establecimiento con 4.000 vientres, que tenía un resultado final de preñez muy bueno (92-94%) pero estaba ocultando un episodio de trichomoniasis.

Esto surgió luego de efectuado el tacto rectal, al analizar los rodeos por separado, aquellos que estaban sanos arrojaron el 96 % de preñez sobre 3.500 vacas, y los rodeos con toros enfermos apenas llegaron al 82 % sobre las 500 vacas restantes. De no haberlos discriminado, podríamos haber supuesto que todo estaba bajo control, cuando en realidad teníamos una bomba de tiempo.

Identificación de los toros

Es fundamental poder detectar cada toro desde que ingresa al establecimiento hasta que se da de baja o muere.

Es importante individualizar los grupos de toros en cada rodeo a través de identificaciones dobles como por ejemplo número a fuego y caravana con el mismo número, o tatuaje y caravana con el mismo número.

Por lo tanto es prioritario que una de las dos identificaciones sea permanente, y siempre tener en cuenta que el primer número sea la terminación del año de nacimiento. Ej: Nº 305 (nacido en 2013), 101 (nacido en 2011).

Tener una clara identificación es una forma de facilitar la distribución de los toros en el servicio.

Instrucciones para el recorredor

Es importante hacer mucha docencia con el personal, y remarcar la importancia que tiene el mismo durante el servicio. Recordar que en última instancia es el recorredor la persona más importante en el establecimiento y que deberá agudizar el poder de observación en el momento de recorrer los rodeos para detectar cualquier anomalía en los toros.

Podríamos enumerar algunos puntos para que el recorredor los recuerde:

1- Verificar que cada toro pertenezca a ese rodeo y no a otro, luego de haber realizado la distribución de los mismos.

2- Hacerlos trotar para ver si claudican (mirar patas y pezuñas ).

3- Observar lesiones en prepucio (forro), pene y testículos.

4- El ideal es poder observar alguna estocada o golpe (servicio)y en ese momento ver su pene exteriorizado, por si hubiera alguna lesión.

5- Ver el comportamiento individual de cada toro.

6- Identificar si hubiera algún toro agresor, que no se haya detectado durante la Prueba de C.S. para sacarlo del rodeo.

7- En el caso de observarse alguna alteración de los puntos anteriores, retirar el toro, y reponerlo sólo si el problema ocurre dentro de los primeros 20 días (asumimos que el rodeo está sano y bien alimentado). Si se retira el toro luego de los 20 días de iniciado el servicio, no sería necesario reponerlo, siempre que se estén utilizando toros de ALTA C.S.

8- En algún rodeo donde haya un toro solamente se deberían realizar dos recorridas diarias.

9- A los 40 días de iniciado el servicio se debería notar menor actividad sexual.

10- Nunca rotar los toros. Siempre empezar con el porcentaje asignado y retirar los toros todos juntos.

Carlos Martín Acuña, Veterinario

http://www.chunivet.com.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s